campañas

Pensar la sociedad cotidiana, ser crítico y actuar.

Cuando alguién se cansa de ver en la cotidianidad cosas que no deberian ser cotidianas puede hacer varias cosas. Hacer caso omiso. Mirar al lado. Hacerse al costado. O desde cada una de las tareas diarias ser crítico y proponer. Este es el caso documentado en el siguiente post «Barbies golpeadas para denunciar las canciones machistas» https://elpais.com/internacional/2018/10/31/solo_en_argentina/1541015735_517939.html y es la propuesta de la docente Argentina Carolina de la Fuente y de sus estudiantes de colegio.

El sitio web en Facebook: https://www.facebook.com/informativo102/photos/pcb.757300504612170/757299947945559/?type=3&theater

Puede revisar el texto «GUÍA METODOLÓGICAPARA INTEGRAR LA PERSPECTIVA DE GÉNE-RO EN PROYECTOS Y PROGRAMAS DE DESARROLLO» en el enlace http://www.emakunde.euskadi.eus/contenidos/informacion/pub_guias/es_emakunde/adjuntos/guia_genero_es.pdf

¿Cómo afecta el mercadeo la percepción del producto respecto al género?

Aunque existen algunas entradas que hablan del tema, nada como la imagen en movimiento para preguntarse ¿Cómo afecta el mercadeo, —segregacionista— la percepción del producto respecto al género? La imagen, la apariencia, lo que debo ser y no ser, lo que debo parecer, lo que debo proyectar. Esto y más lo hacemos en ocasiones sin plena conciencia. Recordemos que la rutina tiene consecuencias negativas para nuestra vida social.

Solo hay que ver y recordar cómo las creativas agencias de mercadeo nos llevan unos 50 años atrás para seguir comprando.

Señales de cambio

Señales de cambio

Señales de cambio

Una de las propuestas más concretas y relacionadas con el diseño es la implementación de señales que rompan los paradigmas culturales y sociales que hemos construido como sociedad. Varias de las señales urbanas que conocemos y de las cuales no dudamos son producto de la implementación del automóvil. Ese icono universal del diseño rompió por completo la idea de paisaje, y con ello vino la necesidad de determinar en donde, cuando y como se está en peligro. La propuesta del Manual práctico para una señalización igualitaria es tomar conciencia de varias imágenes impuestas a lo largo del tiempo que contribuyen significativamente a la tergiversación de la idea de mujer y de hombre. Respecto a la imagen que ilustra el post el manual indica: «Como en la señal de “obras en la vía”, la representación de las mujeres en espacios o actividades consideradas tradicionalmente como “propias de hombres” contribuye a eliminar los estereotipos que refuerzan una visión segregada del espacio social». (Biencinto, 2009)

la cartilla propone algunas otras transformaciónes. Adicionalmente documenta algunos casos interesantes, por ejemplo en los semaforos, la variante femenina: el Ampelmädchen «hombrecillo del semáforo» que se ha convertido en icono de recordación y de promoción de ciudades alemanas.

Biencinto López, Natalia (2009) Manual práctico para una señalización igualitaria, Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Gobierno de España. La cartilla completa en: http://www.femp.es

sin_salida

rompe_esquemas

La escuela, otro lugar para discutir, discentir y pensar en cambios

La imágenes fueron extraidas del manual y redibujadas para que esten disponibles como vectores, usarlas y reusarles, bajo liciencia creative commons. Todas están en la presentación en formato PDF: Señales de cambio.

 

Latinoamérica víctima del mercado diferenciado

Para nadie es un secreto que gran parte de nuestra cultura material en Latinoamérica ha sido determinada por influencias capitalistas y de mercado desde Europa y desde Estados Unidos. Colombia no es para nada la excepción. Es necesario establecer desde dónde y cómo han sido dichas influencias. Solo hay que dar un vistazo a la oferta de cine comercial en la cartelera para darse cuenta que un alto porcentaje de cine proviene de la máquina hollywoodense. De otra parte y en forma similar consumimos televisión por cable donde la oferta mayoritariamente es de series televisivas provenientes también de Estados Unidos. Entonces, si dos de los medios masivos más influyentes y determinantes en la forma de consumir provienen de allí, ¿Cómo es la influencia hacia nuestra cultura material y la expectativa de esos consumos?. Los juguetes y productos dirigidos a bebés, niñas y niños, adolescentes y jóvenes no son la excepción. Desde que tengo uso de razón, y desde que tengo uso de razón propia — es decir hace muy poco en realidad — puedo darme cuenta en retrospectiva que los juguetes, objetos de deseo, provienen de la cultura de los Estados Unidos. Ahora bien, en un mundo globalizado, donde compañías como Fisher Price, Mattel y Lego compiten por porciones mayores del mercado, no es raro que los juguetes de nuestras actuales y futuras generaciones provengan de esas compañías. No son las mismas líneas las que producen en México para Estados Unidos y Latinoamérica que las que producen en Oriente para otras porción del mundo, de las que diseñan y comercializan en Europa.

Ya había comentado de la desafortunada estrategia de Lego para atrapar el mercado de las niñas en Retrogrados con el paso de los años. Pues bien hay que comparar esa forma de mercadear con está otra alternativa, dirigida al público francés. Gran diferencia. El tema no es tan fácil, pero me atrevo a decir que la sociedad europea está mejor preparada para exigir y procurar objetos y productos que estén más en la línea de los derechos, de la no discriminación y de la no segmentación de mercados por género o por sexo.

¿Qué significa hacer algo como una niña?

What does it mean to do something like a girl? es un pequeño corto que confrontó las posturas de ellas y ellos frente a la pregunta: ¿Qué significa hacer algo como una chica o niña? Recordando el video me encontré con este testimonio: «Quizás porque ahora tengo dos hijas, dos niñas, al ver este vídeo me he planteado cuántas veces, de niño, he podido decir eso de: «pegas como una niña», o «corres como una niña» sin darme cuenta de la infravaloración que suponía para las niñas un comentario tan machista como este. Mi hija tiene tres añitos y cuando la veo correr, se me enciende el alma.» Recordemos que las niñas son: dependientes, emocionales, pasivas, sensibles, tranquilas, llenas de gracia, inocentes, débiles, insinuantes, educadas, autocríticas, suaves y complacientes. Todos los anteriores términos suelen usarse para describir la feminidad, en relación especialmente con la mujer. Madres y padres tenemos compromisos frente a la postura de formar y deformar culturalmente la idea de mujer y la idea de hombre, pero en conjunto es la sociedad la que transforma las realidades.

El video subtitulado en: Tronya.com